Si estás en un proceso de búsqueda de un nuevo trabajo y a punto de tener una entrevista de trabajo siempre es importante que tengas en cuenta algunos consejos prácticos para llegar el día de la entrevista preparado y que los nervios no te pasen factura. 

Lo más importante para tener éxito en tu entrevista es prepararte con antelación y seguir estos consejos que te dejamos a continuación: 

 

Investiga sobre la compañía y la persona que te va a entrevistar: 

 

Busca información en Google y en Linkedin para saber exactamente de qué se trata la posición, si la tienen publicada o no, y quién es y de donde viene la persona que te va a entrevistar. Igual podéis tener algún contacto en común y esto podrá ayudarte a romper el hielo al principio. 

Esto le causará una muy buen primera impresión a tu interlocutor.

 

Prepara bien tus respuestas: 

 

Hay preguntas muy frecuentes en una entrevista de trabajo que suelen siempre aparecer y aunque te podrán parecer sencillas es importante que sepas exactamente qué vas a contestar. En nuestro blog tienes una guía de las preguntas más comunes que te puedes encontrar en una entrevista de trabajo y te recomendamos que puedas ir una a una y preparar tus respuestas. Esto te ayudará también a relajarte y a no tener tantos nervios durante la reunión.

 

Destaca tus fortalezas para el puesto:

 

Para poder destacar tus fortalezas es necesario que conozcas bien la posición o el rol para el que te van a entrevistar. Aunque deberías de tenerla de antemano, si por lo que sea no te han enviado una descripción de la posición pídela o mira en la página de la empresa si la pueden tener publicada. Esa descripción te dará información valiosa sobre qué competencias y requisitos se están buscando, cuáles son las funciones a desarrollar y mucho más. A partir de allí puedes preparar tu discurso muy orientado a destacar aquellas posiciones o roles donde has tenido una experiencia similar y que te han permitido desarrollar esas competencias que se están buscando. Al igual que en nuestro Currículum Vitae las destacamos por escrito, una entrevista es el lugar para destacar nuestras competencias de manera oral. 

 

Prepara una lista de preguntas para la compañía: 

 

Si no tienes toda la información que necesitas para la posición no tengas dudas de hacer preguntas. Además, esto también dará una buena impresión sobre ti, y de saber planificar y preparar bien una reunión. Puedes hacer preguntas como: 

  • ¿Qué se espera de esta posición?
  • ¿Cuál es la cultura de la compañía?
  • ¿Cuándo piensan incorporar a la persona?
  • ¿Cuál es el objetivo de esta posición?
  • ¿Cómo se integra dentro del organigrama de la compañía?

 

Ha llegado el gran día de la entrevista! ¿Qué hacer?

 
Lo primero es ¡relax! Los nervios juegan un papel importante aquí y es fundamental que estés tranquilo y relajado. 

¿Cómo relajarse? Nuestro consejo es que la preparación es nuestra mejor aliada. Hasta ahora te hemos dado algunos tips sobre cómo preparar una entrevista y cuáles son las cosas más importantes que tienes que saber y preparar. Seguramente cuanto más preparado estés sobre tu experiencia, competencias y sobre todo sobre la posición que vas a desempeñar esto te ayudará sin duda a tener más seguridad y menos nervios. Si aun así no te sientes 100% seguro y necesitas hacer algo más entonces te recomendamos que puedas optar por alguna técnica de relajación como el mindfulness. 

Llega antes: No llegues a último minuto. Planifica tu llegada si es presencial. Usa Waze y Google Maps para ver el tráfico que hay en el horario que tienes la entrevista, busca aparcamiento para no dar muchas vueltas y en general intenta llegar 10/15 minutos antes por si hay algún imprevisto. Si tu entrevista será por videoconferencia también te tienes que preparar, asegúrate de tener la conexión que funciona y el ordenador en un sitio donde no tendrás problemas. 

 

En último te dejamos algunos consejos básicos que puedes utilizar para tu preparación: 

 

  1. El entrevistador es una persona y no tiene el santo Grial en su poder. Son humanos y también se pueden equivocar por lo que no te sientas juzgado en ningún momento. 
  2. Una entrevista es un espacio donde no solo te evalúan a ti, si no que tu también tienes que evaluar la compañía que te está ofreciendo la posición. Una entrevista es un momento de conversación donde hay que valorar si realmente hay encaje con la posición y tu experiencia profesional. 
  3. Si hay algo que no te queda claro, coméntalo. Cuanto más claro y transparente seas al principio mejor se desenvolverá todo y no habrá ninguna sorpresa si finalmente te incorporas. 

Si finalmente quieres prepararte para tu entrevista de trabajo con un profesional podéis contar con la ayuda de nuestros mentores que os sabrán orientar sobre cómo destacar y tener éxito.

Compartir en Redes Sociales

¡Déjanos un comentario!