¿Estás listo para triunfar en tu próxima entrevista de trabajo? Una de las partes más importantes de la preparación de la entrevista es estar listo para responder de manera efectiva a las preguntas que suelen hacer los empleadores.

Dado que estas preguntas de la entrevista son tan comunes, los reclutadores esperan que puedas responderlas sin problemas y sin dudarlo. También es importante que te prepares las respuestas en inglés si es uno de los requisitos para el puesto en la empresa a la que estás aplicando.

Es posible que en algún momento del proceso de selección se incluyan entrevistas grupales. En otro artículo trataremos cómo deben afrontarse este tipo de entrevistas.

Aquí están las 7 preguntas de una entrevista que los empleadores probablemente hagan, ejemplos de respuestas, consejos para dar la mejor respuesta y sobresalir en la entrevista.También es importante que te prepares las respuestas en inglés si es uno de los requisitos para el puesto en la empresa a la que estás aplicando

 

  • Háblame sobre ti.


Trampas: la mayoría de las entrevistas comienzan con esta típica e «inocente» pregunta. Muchos candidatos, sin estar preparados para la pregunta, se ensartan divagando, recapitulando la historia de su vida, profundizando en la historia laboral antigua o asuntos personales.

Mejor Respuesta:  Prepárate un pequeño resumen de tu trayectoria, corto, no más de 2 minutos y también de la motivación que tienes para esa posición. Memorízalo.  Cuanto más estructurado tengas tu discurso más éxito tendrás con esta pregunta.Comienza con el presente y explica por qué estás bien calificado para el puesto. Recuerda que la clave para una entrevista exitosa es hacer coincidir tus calificaciones con lo que el entrevistador está buscando. En otras palabras, debes vender lo que el comprador está comprando. Esta es la estrategia más importante en la búsqueda de empleo.

Antes de responder esta o cualquier pregunta, es imprescindible que trates de descubrir qué está buscando tu entrevistador.

Para hacerlo, sigue estos pasos: 

 

  1. Investiga todo lo que puedas antes de la entrevista para descubrir los deseos y necesidades de tu entrevistador. Importante, del entrevistador y no las generales de la industria o la empresa 

 

  1. Tan pronto como puedas en la entrevista, pide una descripción más completa de lo que el puesto implica.

 

Luego, SIEMPRE haz un seguimiento con una segunda y posiblemente una tercera pregunta, para sacar aún más sus necesidades. Sorprendentemente, suele ser esta segunda o tercera pregunta la que descubre lo que más busca el entrevistador.

Algo tan simple como “Hay algo más que considere esencial para tener éxito en el puesto? 

Este proceso no se sentirá fácil o natural al principio, porque es más fácil simplemente responder preguntas, pero solo si descubres los deseos y necesidades del empleador, tus respuestas tendrán más sentido. 

Practica haciendo estas preguntas clave antes de dar sus respuestas. El proceso se sentirá más natural y estarás a años luz de los demás candidatos con los que compites.

Después de descubrir lo que el empleador está buscando, describe por qué las necesidades de este trabajo presentan paralelismos sorprendentes con las tareas en las que has tenido éxito anteriormente. Asegúrate de ilustrar con ejemplos específicos de tus responsabilidades y especialmente de tus logros, todos los cuales están orientados a presentarte como una combinación perfecta para las necesidades que acabas de describir.

 

  • ¿Cuáles son tus fortalezas?


Trampas:  En esta pregunta no querrás parecer egoísta o arrogante, pero tampoco es este un momento para ser humilde.

Mejor Respuesta: Tu estrategia clave es descubrir primero los mayores deseos y necesidades de tu entrevistador antes de responder las preguntas. 

Antes de cualquier entrevista, debes tener una lista preparada mentalmente de tus mayores fortalezas. También debes tener uno o dos ejemplos específicos que ilustren cada fortaleza, un ejemplo elegido de tus más recientes y los logros más impresionantes.

Deberías tener esta lista de tus mayores fortalezas y los ejemplos correspondientes de tus logros tan bien memorizados que puedas recitarlos en frío después de despertarte a las 2:30 a.m.

Luego, una vez que descubras los mayores deseos y necesidades de tu entrevistador, puede elegir los logros de tu lista que mejor coincidan.

Como pauta general, los 10 rasgos más deseables que a todos los empleadores les encanta ver en sus empleados son:

 

  1.  Un historial comprobado como triunfador, especialmente si tus logros coinciden con los mayores deseos y necesidades del empleador.
  2. Inteligencia, gestión «inteligente».
  3. Honestidad, integridad, un ser humano decente.
  4. Buen amigo de la cultura corporativa, alguien con quien sentirse cómodo, un jugador de equipo que encaja bien con el equipo del entrevistador.
  5. Simpatía, actitud positiva, sentido del humor.
  6. Buena capacidad de comunicación
  7. Dedicación, voluntad de hacer un esfuerzo adicional para alcanzar la excelencia.Definición de propósito, metas claras.
  8. Entusiasmo, alto nivel de motivación.
  9. Seguro, sano, un líder.

 

 

  • ¿Cuáles son tus debilidades?


Esta es una pregunta trampa y es eliminatoria, diseñada para acortar la lista de candidatos. Cualquier admisión de una debilidad o falla te dará un 10 por honestidad, pero un 0 para la entrevista.

Aceptable: Disfrazar una fortaleza como una debilidad.

Ejemplo: «A veces presiono demasiado a mi gente. Me gusta trabajar con sentido de urgencia y no todos están siempre en la misma línea».

Inconveniente: Está estrategia tiene un defecto en la admisión, pero es tan ampliamente utilizada por todo el mundo, que es transparente para cualquier entrevistador experimentado.

Mejor Respuesta: asegúrale al entrevistador que no puedes pensar en nada que se interponga en tu desempeño en este puesto con excelencia. Luego, revisa rápidamente tus calificaciones más sólidas.

Ejemplo: «Nadie es perfecto, pero con base a lo que me ha dicho sobre este puesto, creo que encajaría perfectamente. Sé que cuando contrato gente, busco dos cosas principalmente. ¿Tienen la calificaciones para hacer bien el trabajo y la motivación para hacerlo bien?”

 

  • Háblame de algo que hiciste ( o dejaste de hacer) de lo que ahora te sientas un poco avergonzado.


Trampas: Hay algunas preguntas que tu entrevistador no tiene por qué hacer, y esta es una. Pero si bien puede tener ganas de responder, «no es asunto suyo», naturalmente no puedes. 

Algunos candidatos no preparados, aturdidos por esta pregunta, se descargan de la culpa de su vida personal o de su carrera, tal vez expresando arrepentimiento con respecto a un padre, cónyuge, hijo, etc. Todas esas respuestas pueden ser desastrosas.

Mejor Respuesta: Al igual que con las fallas y debilidades, nunca confieses un arrepentimiento. Pero que tampoco parezca que estás evitando contestar.

La mejor estrategia: di que no tienes remordimientos, luego agrega un principio o hábito que practiques regularmente para tener relaciones humanas saludables.

Ejemplo: Pausa para reflexionar, como si la pregunta nunca se te hubiera ocurrido. Luego diga: «Sabe, realmente no se me ocurre nada». Haz una nueva pausa y luego agrega: «Agregaría que, como principio general de gestión, he descubierto que la mejor manera de evitar arrepentimientos es evitar causarlos en primer lugar. Practico un hábito que me ayuda mucho En este sentido, al final de cada día, repaso mentalmente los eventos y las conversaciones del día para echar un segundo vistazo a las personas y los acontecimientos con los que estoy involucrado y verifico dos veces lo que es probable que sientan. Veo las cosas que necesitan más seguimiento, ya sea una palmada en la espalda, o tal vez una charla de cinco minutos en la oficina de alguien para asegurarnos de que tenemos las cosas claras. Lo que sea».

 «También me gusta hacer que cada persona se sienta como un miembro de un equipo de élite, como los Bastan Celtics o LA Lakers en su mejor momento. Descubrí que si le dices a cada miembro del equipo que esperas excelencia en su desempeño… si trabajas duro para dar ejemplo tú mismo… y si le haces saber a la gente que aprecias y respetas sus sentimientos, terminas con un grupo muy motivado, un equipo que se divierte en el trabajo porque se esfuerza por alcanzar la excelencia en lugar de pensar por desaires o arrepentimientos».

 

  • ¿Por qué dejas o dejaste ese puesto?

 

Trampas: Nunca hables mal de tu industria, empresa, jefe, personal, empleados o clientes anteriores. Esta regla es sagrada: nunca ser negativo. Cualquier barro que arrojes solo ensuciará tu traje.

Evita especialmente palabras como «choque de personalidad», «no nos llevábamos bien» u otras que arrojen una sombra sobre tu competencia, integridad o temperamento.

La mejor respuesta:

(Si tienes un trabajo actualmente)

Si aún no estás 100% comprometido a dejar tu puesto actual, no tengas miedo de decirlo.

Como tienes un trabajo, estás en una posición más fuerte que alguien que no lo tiene. pero no hay que ser engreído. Indica honestamente lo que esperarías encontrar en un lugar nuevo. Por supuesto, como ya hemos dicho en otras preguntas, tu respuesta será aún más fuerte si ya has descubierto de qué se trata esta posición y haces coincidir sus deseos con ella.

(Si actualmente no tienes trabajo.)

Nunca mientas sobre haber sido despedido. Sé abierto y honesto. No es ético y se comprueba fácilmente.Pero no trate de desviar la razón de ti personalmente. Si tu despido fue el resultado de una adquisición, fusión, despido de toda la división, etc., tanto mejor.

Pero también debes hacer algo poco común que demuestre un gran profesionalismo. Incluso si duele, describe tu propio despido, con franqueza, sucintamente y sin rastro de amargura, desde el punto de vista de la empresa, indicando que podrías entender por qué sucedió y que tú mismo podrías haber tomado la decisión.

irse. Mejores razones para irse: más dinero, oportunidad, responsabilidad o crecimiento.

 

  • El silencio


Ten cuidado, si no estás preparado para esta táctica, es probable que no la manejes bien y posiblemente arruines la entrevista. Es una pregunta que parece un truco de psicólogo. Afortunadamente, la mayoría de los entrevistadores no lo utilizan. Normalmente lo utilizan aquellos que están decididos a ver cómo respondes bajo estrés. Así es como funciona:

Respondes a la pregunta de un entrevistador y luego, en lugar de hacer otra, te mira fijamente en un silencio sepulcral.

Esperas, cada vez más inquieto, y allí se sienta, silencioso, como si no creyera lo que acabas de decir, o tal vez haciéndote sentir que has violado involuntariamente alguna regla fundamental de la etiqueta de la entrevista. 

Cuando recibes este trato silencioso después de responder una pregunta particularmente difícil, como «háblame de tus debilidades», su efecto intimidante puede ser muy inquietante, incluso para los buscadores de trabajo más refinados.

La mayoría de los candidatos que no están preparados se apresuran a llenar el vacío, viendo los silencios incómodos y prolongados como una invitación a aclarar la respuesta anterior que obviamente ha causado algún problema. Y eso es lo que hacen: divagar, balbucear más y más información, a veces irrelevante y a menudo dañina, porque de repente están jugando el papel de alguien que ha cometido un error y ahora está tratando de recuperarse. Pero como el candidato no sabe dónde ni cómo cometió el error, simplemente sigue hablando, mostrando lo nervioso y confundido que está por el silencio inamovible del entrevistador.

Mejor Respuesta: Como una máscara tribal primitiva, el silencio pierde todo su poder para asustarte una vez que te niegas a ser intimidado. Si tu entrevistador lo hace, quédate callado un rato y luego pregunta, con sincera cortesía y ni un rastro de sarcasmo, «¿Hay algo que pueda completar sobre ese punto?» Eso es todo al respecto.

Hagas lo que hagas, no dejes que el silencio te intimide para que hables más de lo que debes, porque fácilmente podría llevarte a quedar fuera del proceso.

  • ¿Por qué debo contratarte?


Lo creas o no, esta es una pregunta asesina porque muchos candidatos no están preparados para ella. Si tartamudeas o improvisas, estás fuera.

Mejor Respuesta:  No dejamos de insistir en lo crítico que es descubrir las necesidades del empleador antes de responder las preguntas. 

Si conoces las mayores necesidades y deseos del empleador, esta pregunta te dará una gran ventaja sobre otros candidatos porque te dará mejores razones para que te contraten por encima de otros candidatos; razones relacionadas directamente con sus necesidades.

Ya sea que tu entrevistador te haga esta pregunta explícitamente o no, esta es la más importante de tu entrevista porque el entrevistador debe responder a esta pregunta favorablemente en su propia mente antes de que te contraten. ¡Ayúdalo!

Examina cada uno de los requisitos del puesto y cita cada uno con una razón por la que cumples ese requisito tan bien.

Ejemplo: «Según entiendo sus necesidades, lo primero y más importante es buscar a alguien que pueda administrar las ventas y el marketing de su división de publicación de libros. Como ha dicho, necesita a alguien con una sólida experiencia en ventas de libros comerciales. Aquí es donde entra  «He acumulado 18 años de experiencia exactamente en esta área. Creo que conozco los contactos, métodos, principios y técnicas de gestión exitosas tan bien como cualquier persona en nuestra industria.»

Ejemplos como este, (su necesidad coincide con tus calificaciones) es una canasta que aumenta tu puntuación. Es tu mejor oportunidad para vender más que tu competencia.

Compartir en Redes Sociales

¡Déjanos un comentario!